viernes, 4 de marzo de 2011

Cine: Que pena tu vida (2010)



Dirección: Nicolás López
País: Chile
Año: 2010.
Duración: 93 min.
Trailer: http://www.youtube.com/watch?v=RQWdaZHZ6l4
Categoría: Apto para gente que quiere reirse un rato. Un rato nomás.
Puntuación: 3 jumbitos (3 de 5)




Cuenta los problemas de un joven de 29 años que ve cómo se queda sin trabajo y sin novia. Meses después vuelve para reconciliarse con ella, pero se encuentra con que la chica ya tiene nueva pareja (Gentileza Wikipedia).

Ya.
Pretender que esta película sea una descripción asombrosa sobre lo que le sucede a un joven de 29 años con respecto a sus relaciones amorosas, su futuro y, en definitiva, la existencia, es pedir mucho. Es como escribir esta breve reseña/crítica/opinión/impresión escuchando “Los momentos” de Gatti, cuando hay que redactarla escuchando “Dammit” de Blink 182.
Y digo esto porque los 29 años (podría haber sido de 25 a 30, se entiende) al ser una edad tan extraña (¿joven adulto o adulto joven?) puede ser mirada desde la década 30 o 20. ¿Por cual se decide el director/guionista? Por la de los 20.

Es bueno aclarar esto por cuanto no es lo mismo una mirada madura sobre las relaciones de pareja (La vida de los peces) que una inmadura y superficial (el objeto de esta reseña). De ahí dependerá también nuestro juicio.
Así las cosas, empecemos.

Un crítico de Terra.cl dio en el clavo con una frase para empezar a describir este film:
“No es más que un berrinche existencialista de un muchacho de clase alta”.

Yo me pregunto, ¿qué esperaban?
Vemos retratados a jóvenes acomodados que tienen como único problema el ser felices. Tienen auto, loft, trabajo, la madre aún los trata como cabros chicos y usan zapatillas.
¿Inmadurez? Lógico.
Pero yo diría que es un punto a favor ese. López logra caracterizar de manera disparatada a esas personas que aún teniéndolo todo, no valoran nada. Y ahí amigos, podemos caer todos.



Por ende, no se trata simplemente de la clase alta. En un momento dado, todos podemos ser objeto de la depreciación acelerada de nuestro entorno: amigos, amores, familia, etc.
Hay un instante donde el film demuestra esto: cuando el protagonista se da cuenta de que es un egoísta. Luego el diálogo con la ex y cuando se pone a recordar los buenos momentos con ella bailando, jugando, etc. Logra brillar y da indicio de que llegará más lejos el film, pero cae en la superficialidad.

Pero, se entiende. Lo que sucede es que estamos frente a una comedia adolescente, absurda y predecible que no aburre y que está bien contada. Como esas protagonizadas por gringos. Contiene uno que otro chiste divertido (lo de Ricky Martin funciona) o el meta cine que realiza al hablar del cine chileno. No tan divertidos son los de las gordas y los niños síndrome de down. No por el tema, sino porque no tienen gracia.

En cuanto a los actores, Ariel Levy no logra llevarse todo el peso dramático de la película. Es un actor que no refleja de buena manera los estados de ánimo. Cuando es eufórico es iracundo y cuando debe sonreír, ríe. Falta equilibrio. Y la actriz Cominetti… las chicas nos son así. Simplemente, no.
Todo lo contrario sucede con la amiga del personaje de Levy, Angela de María (Andrea Velasco) que interpreta de muy buena manera ese papel de amiga incondicional algo enamorada de su mejor amigo.
Marcial Tagle, Quercia (en el mínimo papel asignado) y Claudia Celedón muy bien. Sobre todo ésta última que me hizo recordar a esas madres de Woody Allen, pero modernizadas, que se entrometen en todo dejando al hijo, minúsculo.

La fotografía está muy bien lograda, dando esa impresión de modernidad. A propósito de esto último: ¡¡¡que molestos los placement!!! Ver a cada momento Corona, Sedal, Bazuca, MoviStar o Copano es simplemente, desconcertante. ¿No había otra manera?

Por último, si alguien fue a ver o verá esta película por el temita de las redes sociales, cae en un completo error. Esto se podría haber hecho sin Facebook o Twitter (sirven sólo para adornar las imágenes. Muy bien logrado por lo demás). El problema siempre será el mismo, la comunicación y el otro. Y eso no es patrimonio de las nuevas redes sociales.

Otras críticas:
- Gugulson.
- Somos blogs
- Adictoalfilm

2 comentarios:

  1. Pretty nice post. I just stumbled upon your blog and wanted to say that I have really enjoyed browsing your blog posts. In any case I’ll be subscribing to your feed and I hope you write again soon!

    cheap nolvadex

    ResponderEliminar
  2. te sabes el nombre del tema cuando bailan en el balcon? es el mismo de la ultima escena. Lo busque en el soundtrack y nada.

    ResponderEliminar